jueves, 7 de junio de 2018

LupaLibre: Lust Era, Obras fragmentarias

Nuestra época posiblemente sea el momento de la historia en el que la “originalidad” y autenticidad se debaten más fuertemente. Hay que entender que nuestra visión de las cosas esta distorsionada por la posibilidad de acceder inmediatamente a cualquier información en cuestión de segundos; para entender ciertas cosas hay que salirse de esa urgencia actual de encontrar relaciones y de trazar referencias. Cuando le consulté por correo a Lust Era sobre la su constante uso de samples y “parafraseos” en su música, me respondieron con dos citas que me parece importante resaltar:

“The words are the important thing. Don’t worry about tunes. Take a tune, sing high when they sing low, sing fast when they sing slow, and you’ve got a new tune.”

-Woody Guthrie

“Nothing is original. Steal from anywhere that resonates with inspiration or fuels your imagination…Authenticity is invaluable; originality is non-existent. And don’t bother concealing your thievery -celebrate it if you feel like it.”
-Jim Jarmusch

Más allá de eso el dúo admite que su instrumento principal es el ordenador y que suelen utilizar todo lo que tengan a disposición al momento de componer. David Araya dice “no es la flecha, es el indio” y agrega Mi método más bien es como el de un curador. Utilizo la mayoría de mis influencias, pasadas y contemporáneas, me siento en mi “estudio” y trato de recombinarlas desde un punto de vista más íntimo. Claro, como parte de todo esto siempre existe la incertidumbre, frustración y al ­final, el hallazgo. En la mayoría de las ocasiones el fracaso.”  Ese encuentro creativo con la frustración y el fracaso es una constante, creo yo, de muchos artistas actuales. La creación se concibe no como “hacer algo nuevo” sino como un reconstruir algo desde las diferentes piezas de las que aún no se forma, en ese proceso fragmentario la frustración es una de las posibilidades más comunes.


Puede resultar difícil seguirle la pista a Lust Era, el dúo actualmente compuesto por David Araya y Luis Sepulveda está siempre trabajando en nuevas canciones. Han alcanzado un envidiable ritmo creativo que los mantiene siempre ocupados haciendo temas que sorprenden por su alta calidad musical y compositiva. Hay igual otro elemento clave en su sonido y ese solo podría definirlo con un adjetivo: adictivo. La música de Lust Era tiene ese aire adictivo sustentado en bases pegajosas, pero ingeniosamente armadas. Su sonido es abiertamente simple, David y Daniel saben tomar lo mejor del synthpop, el new wave y el post punk para reconstruir desde su re-lectura una música que tiene tanto de nostálgico como de atemporal. El último par de años han sido cruciales para estos puertorriqueños, su música ha empezado a recibir mayor atención en medios y radios internacionales lo que ha resultado en presentaciones en Colombia y Perú (participando del Festival Ansia y el Festival Líneas Frías respectivamente) y algunas ediciones en sellos internacionales como el lanzamiento de su disco “Tres” en cassette por Squall Recordings y en CD por Bat-cave Productions.


Su discografía, en constante aumento, no se arma desde una perspectiva de la obra total sino de la obra en construcción: “Publicamos las canciones a medida que vamos terminándolas sin darle mucha cabeza. Las veo más bien como fotos instantáneas de un momento en particular y en ocasiones al escucharlas después de un tiempo me traen muchos recuerdos mixtos. Al tratar de ­finalizar un disco lo organizamos de la manera más cohesiva posible. Siempre he dicho que nuestros discos son novelas literarias con páginas que se han perdido al pasar el tiempo.”

Resulta curioso que al contrario de otras bandas Lust Era permita ver ese proceso vivo y constante sin ocultar las huellas tras de cada disco. En “Tres” reúnen tanto varios singles que fueron lanzando durante el 2017 como canciones que aparecen por primera vez.  Construidas sobre una magnética y cambiante caja de ritmos sus canciones remiten tanto a lo festivo como a lo oscuro, David se alimenta de una serie de influencias extra-musicales que lo ayudan a construir esas historias: “Me encanta mucho la poesía, el teatro, los ­filmes y el “performance art”. Entre las ideas que influyen la letra de Lust Era se encuentran William Burroughs, Brion Gysin, Kenneth Goldsmith, Richard Prince, Andy Warhol, Andrew Eldritch, David Bowie y muchos más.”


Es con esa paleta de ideas que  composiciones que parten de un punto común y fragmentado se van armando una vida propia. Esto le ha permitido a Lust Era manejar una cierta versatilidad dentro de un territorio limitado,  aunque caótico su proceso da frutos constantes. Tras lanzar su ultimo LP han ido lanzando nuevos singles y remixes que seguramente vengan a formar en algún futuro otro disco  por ahora en construcción.



No hay comentarios :

Publicar un comentario