miércoles, 12 de julio de 2017

Filipina Bitch, la voluntad de lo deforme.

El año pasado tuve el gusto de ver en vivo a Filipína Bitch durante su pasó por Buenos Aires. Fue mi primer acercamiento a su música y resultó una gran experiencia, hay muchos aspectos de su música que resultan muy bien ejemplificados arriba del escenario, especialmente ese sentimiento de catarsis que en vivo cobra un sentido mucho mas vivido y fuerte. Los orígenes de este conjunto chileno son de larga data, si no me equivoco la primera encarnación (en ese entonces como Philipina Bitch) se remonta a los albores de los 2000s en la ciudad de Concepción con otra formación y otro sonido; de esa época quedó el disco “Té, papaya y completos” del 2007 (que se puede escuchar en Bandcamp  y que nos muestra una banda podríamos decir totalmente distinta a la actual). En el 2013 la banda tomó un nuevo aire con una nueva formación y un pequeño giro en su nombre, respirando ese nuevo aire la banda ha ido lanzando música y presentándose en vivo llegando justamente este año a un nuevo disco titulado "Animales del Espanto" que ha sido lanzado por el sello Algo Records.

Animales del Espanto es un disco que resuena por su tono no solo personal sino humano. Las letras no hablan directamente de temas puntuales sino se refieren a cuestiones mas existencialistas que de cualquier modo logran calar en el escucha como lugares conocidos. Varias de estas canciones llevan tiempo siendo parte del repertorio de la banda y buscando su forma a través de ensayos y grabaciones caseras. "Funerales Universales" y "Ahora, queriendo Avanzar" ya hacían parte en el 2015 de su maqueta "Sorpresa es Soledad" lo que nos deja ver que como tal este disco es parte de un proceso de búsqueda tanto sonora como de una construcción de identidad; algo que la banda define muy bien en el texto que acompaña el lanzamiento "Es un trabajo sonoro que no sucumbe ante las clasificaciones contemporáneas mientras se sostiene con ambos brazos a la esperanza de un presente libre, es el disco de una banda que venció la muerte con la simple idea de querer hacer. De quererse y de querer"



Ahora queriendo Avanzar fue uno de los primeros adelantos de este disco lanzado con dos versiones distintas en vídeo.

Además de mostrar ese proceso personal por parte de Filipína Bitch este trabajo abordó la grabación de una manera mas profesional y concienzuda,  inicialmente la grabación fue hecha en el Estudio A de Algo Records junto a Felipe Ruiz y Ismael Palma para posteriormente ser mezclado  por Felipe Castro y Felipe Ruz en Estudio del sur con masterización a cargo de Francisco Holzmann en Clio Mastering. Todo esto encaminó la banda a lograr un sonido cuidado aunque sin tocar esa dinámica insolente y desenvuelta, una voluntad deforme que se manifiesta vivamente en canciones como "Mugre" donde el sonido surge abrupto, violento y humano. Ese espíritu esta presenta durante todas las canciones ya sea que se cobijen en lo volátil y directo (especialmente las dos últimas canciones "Asco" y "Egoísta" exploran ese lado) o en secuencias construidas de manera mas reflexiva y lenta como en "Tundra Luna" o "Animales del Espanto".



Sea como sea y mas allá de las definiciones y categorizaciones que se puedan buscar "Animales del Espanto" es un disco con una fuerza y un espíritu intensos, sus canciones han ido buscando su propia forma como esos arboles que sacan sus raíces fuera de la tierra y por sobre el asfalto. Intentar encuadrarlo en algún genero seria un ejercicio de caracterización inútil, es claro que estos cuatro personajes se han alimentado de muchas cosas (musicales y no musicales) pero su intención no es reproducir un modelo sino  hacer un análisis de la realidad humana y propia, en ellos prima el sentimiento como reacción a la realidad.


Actualmente Filipina Bitch esta compuesto por Felipe Ruz (guitarra y voz), Marcos Muñoz (guitarray voz), Matías Cena (bajo y voz) y Jorge Quelempán (batería y coros). Este sábado 15 de Julio estarán presetando este nuevo disco oficialmente junto a Columpios al Suelo, Inmontauk y Terminal.

No hay comentarios :

Publicar un comentario